Handyside v. Reino Unido

Cerrado Expande el alcance del derecho a la Expresión

Key Details

  • Tipo de Expresión
    Libros/obras de teatro
  • Fecha de la decisión
    diciembre 7, 1976
  • Decisión
    Artículos de Convención sobre GFoE&I no fueron violentados
  • Número del caso
    5493/72
  • Región y País
    Reino Unido, Europa y Asia Central
  • Órgano Judicial
    Tribunal Europeo de Derecho Humanos
  • Régimen Jurídico
    Derecho Penal
  • Temas
    Indecencia/Obscenidad
  • Palabras clave
    Prohibición, Obscenidad

There is a English language version of this case available.    View English version

Analisis de Caso

Resumen y resultado del caso

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sostuvo que la confiscación de un libro que estaba destinado a lectores adolescentes y que contenía capítulos sobre sexo, con subsecciones sobre temas como masturbación, anticonceptivos, menstruación, pornografía, homosexualidad y aborto, y direcciones para obtener ayuda y consejos sobre temas sexuales, no violó el derecho a la libertad de expresión. Este fue uno de los primeros casos de libertad de expresión que se consideraron por el Tribunal y sentó un precedente fuerte para el examen de estos casos que se aplica incluso hoy en día. En particular, estableció el principio de que “la libertad de expresión… es válida no solo para las informaciones o ideas que son favorablemente recibidas o consideradas como inofensivas o indiferentes, sino también para aquellas que chocan, inquietan u ofenden al Estado o a una fracción cualquiera de la población”.

Este análisis de caso fue contribuido por ARTICLE 19


Hechos

Richard Handyside era el propietario de la editorial “Stage 1”. Obtuvo los derechos británicos de “El libro rojo del cole”, escrito por Søren Hansen y Jesper Jensen. El libro fue publicado originalmente en 1969 en Dinamarca y luego se publicaron traducciones en Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania Occidental, Grecia, Islandia, Italia, Holanda, Noruega, Suecia y Suiza, así como en varios países fuera de Europa. Uno de los capítulos contenía una sección de 26 páginas sobre “Sexo”. Handyside envió varios cientos de ejemplares para reseñar, junto con un comunicado de prensa, a un grupo de publicaciones desde periódicos nacionales y locales hasta revistas educativas y de medicina. También se hicieron anuncios del libro. El libro fue objeto de extensos comentarios en la prensa, con reacciones mixtas a propósito del contenido.

Después de recibir varias quejas, el Director de la Fiscalía le pidió a la Policía Metropolitana que investigara si el libro había quebrantado las leyes de obscenidad. Como resultado, se confiscaron provisionalmente más de mil copias del libro bajo la Ley de Publicaciones Obscenas, junto con panfletos, afiches, tarjetas ilustrativas y correspondencia relacionados con la publicación y venta del libro. Subsecuentemente, se citó a audiencia a Handyside por tener posesión de libros obscenos en aras de publicar con ánimo de lucro. Handyside cesó la distribución y le advirtió a las librerías conforme con ello. En el juicio, Handyside fue encontrado culpable de poseer publicaciones obscenas con ánimo de lucro, y fue multado y se le ordenó pagar costos. Su apelación no fue exitosa.


Análisis de la Decisión

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sostuvo que la condena de Handyside constituía una interferencia con el derecho a la libertad de expresión que había sido ‘prevista por la ley’ y perseguía el objetivo legítimo de proteger la moral; la discusión versaba sobre si la interferencia había sido ‘necesaria en una sociedad democrática’.

El Tribunal consideró que no había un consenso europeo sobre la protección de la moral pública, particularmente al respecto de los niños. Por tanto, los Estados deben tener un margen de apreciación en la interpretación sobre si una medida particular es ‘necesaria’. Al mismo tiempo, el Tribunal subrayó que la prueba de la ‘necesidad’ era estricta: “si el adjetivo ‘necesario’… no es sinónimo de ‘indispensable’… o de las palabras ‘absolutamente necesario’ y ‘estrictamente necesario’…, no tiene tampoco la flexibilidad de términos tales como ‘admisible’, ‘normal’, ‘útil’, ‘razonable’ u ‘oportuno’” [párr. 48].

El Tribunal declaró después que fue necesario prestar toda la atención a los principios que caracterizan una ‘sociedad democrática’. En particular, sostuvo que, “la libertad de expresión constituye uno de los fundamentos esenciales de tal sociedad, una de las condiciones primordiales para su progreso y para el desarrollo de los hombres. Al amparo del artículo 10.2 es válido no solo para las informaciones o ideas que son favorablemente recibidas o consideradas como inofensivas o indiferentes, sino también para aquellas que chocan, inquietan u ofenden al Estado o a una fracción cualquiera de la población. Tales son las demandas del pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin las cuales no existe una ‘sociedad democrática’. Esto significa especialmente que toda formalidad, condición, restricción o sanción impuesta en la materia debe ser proporcionada al fin legítimo que persigue” [párr. 49].

El Tribunal le dio importancia particular al hecho de que la publicación estaba destinada sobre todo a niños y adolescentes entre los 12 y los 18 años. Al ser directa, fáctica y reducida a lo más esencial en su estilo, estaba fácilmente dentro de la comprensión de incluso los lectores más jóvenes. El peticionario había dejado claro que planeaba una circulación amplia y que, al haberla publicitado ampliamente, había puesto un modesto precio de venta y escogido un título que sugería que el trabajo era algún tipo de manual para uso en las escuelas. Aunque el libro contenía información puramente fáctica que generalmente era correcta y útil, también incluía pasajes que los jóvenes en una etapa crítica de su desarrollo pudieron haber interpretado como un estímulo para permitirse actividades precoces dañinas a ellos o incluso para cometer ciertas ofensas criminales. Más aún, el Tribunal consideró que el hecho de que no se hubieran realizado procesos contra la edición revisada, que difería de forma extensa de la edición original sobre los puntos en cuestión, sugería que las autoridades habían querido limitarse a lo que fuera estrictamente necesario. Por estas razones, el Tribunal no encontró violaciones al derecho a la libertad de expresión.

 


Impacto de la decisión

Información Inmediata

El Impacto de la Decisión indica si la decisión expande o restringe la expresión basado en el análisis del caso.

Expande el alcance del derecho a la Expresión

Aunque el Tribunal encontró que la confiscación del libro no violó el derecho a la libertad de expresión, el juicio leído en su conjunto sienta un fuerte estándar general para la protección del derecho a la libertad de expresión. En particular, la siguiente frase se convirtió en una piedra angular de la jurisprudencia sobre libertad de expresión: “la libertad de expresión constituye uno de los fundamentos esenciales de tal sociedad, una de las condiciones primordiales para su progreso y para el desarrollo de los hombres… es válido no solo para las informaciones o ideas que son favorablemente recibidas o consideradas como inofensivas o indiferentes, sino también para aquellas que chocan, inquietan u ofenden al Estado o a una fracción cualquiera de la población. Tales son las demandas del pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin las cuales no existe una ‘sociedad democrática’. Esto significa especialmente que toda formalidad, condición, restricción o sanción impuesta en la materia debe ser proporcionada al fin legítimo que persigue”.

 

Perspectiva Global

Importancia De La Decisión

Información Inmediata

La importancia del caso se refiere a cuán influyente es el caso y cómo su importancia cambia con el tiempo.

La decisión tiene un efecto vinculante o persuasivo dentro de su jurisdicción.

Judgments of the European Court of Human Rights are binding upon parties to the case and constitute an authoritative interpretation of the meaning of Convention rights for all other States that are party to the Convention.

La decisión (incluyendo las opiniones concurrentes y disidentes) posee un efecto persuasivo fuera de su jurisdicción.

The Handyside judgment has been cited by courts around the world as persuasive authority in freedom of expression cases.

La decisión fue citada en:

Enlace a los documentos oficiales del caso

Enlace a los documentos oficiales del caso:


¿Tienes comentarios?

Notifícanos si detectas un error o si el análisis sobre un caso necesita ser revisado.

Envía tu comentario