CIPPEC v. Ministerio de Desarrollo Social

Cerrado Expande el alcance del derecho a la Expresión

Key Details

  • Tipo de Expresión
    Documentos Públicos, Public Documents
  • Fecha de la decisión
    marzo 26, 2014
  • Decisión
    Confirma la sentencia de instancia inferior, Acceso a Información concedido
  • Número del caso
    C. 830. XLVI
  • Región y País
    Argentina, Latinoamérica y el Caribe
  • Órgano Judicial
    Corte Suprema [corte de última instancia/casación]
  • Régimen Jurídico
    Derecho Constitucional, Derecho Administrativo
  • Temas
    Acceso a la Información Pública
  • Palabras clave
    Excepciones del derecho de acceso a la información, Derechos Humanos, Intimidad, Datos Personales, Privacidad, Interés Público, Derecho a la información

Content Attribution Policy

Global Freedom of Expression is an academic initiative and therefore, we encourage you to share and republish excerpts of our content so long as they are not used for commercial purposes and you respect the following policy:

  • Attribute Columbia Global Freedom of Expression as the source.
  • Link to the original URL of the specific case analysis, publication, update, blog or landing page of the down loadable content you are referencing.

Attribution, copyright, and license information for media used by Global Freedom of Expression is available on our Credits page.

There is a English language version of this case available.    View English version

Analisis de Caso

Resumen y resultado del caso

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) solicitó al Ministerio de Desarrollo Social datos relacionados con la ayuda social que le había sido brindada a personas jurídicas y físicas durante los años 2006 y 2007, solicitud que fue negada. La Corte Suprema de Justicia ordenó al Estado entregar la información solicitada, con fundamento en que los datos de los beneficiarios de las ayudas sociales y el contenido de estos programas no son datos sensibles, sino información de interés público, que permite hacer un escrutinio sobre el manejo que le dan las autoridades a los recursos públicos.


Hechos

El 1º de julio de 2008 el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), solicitó al Ministerio de Desarrollo Social que le diera acceso a: (i) los listados de las personas naturales beneficiarias de ayudas sociales, (ii) información sobre los programas sociales que entregaron prestaciones a personas jurídicas durante los años 2006 y 2007; e (iii) información sobre el alcance territorial y las personas y organizaciones que intervienen en el proceso de entrega de las prestaciones, así como de los intermediarios que otorgan los planes. Adicionalmente, solicitó al Ministerio que dispusiera las medidas necesarias para generar una política de transparencia e información en la gestión de los planes sociales que administró en los años 2006 y 2007.

Dicha solicitud fue negada, razón por la cual el Centro acudió a una acción de amparo que fue concedida en segunda instancia. Dicha sentencia ordenó al Ministerio de Desarrollo Social entregar la información solicitada. Contra la anterior decisión, la accionada interpuso un recurso ante la Corte Suprema de Justicia pues, a su juicio, individualizar a los beneficiarios de los subsidios implicaba afectar su intimidad, toda vez que la pertenencia a estos programas, constituía información de carácter sensible.

La Corte Suprema en sentencia del 26 de marzo de 2014, confirmó la decisión de segunda instancia, pues consideró que la información sobre los beneficiarios de las ayudas sociales y el contenido de estos programas, no contiene datos sensibles, al tiempo que su difusión no atenta contra los derechos a la intimidad y a la honra. A juicio de la Corte, el conocimiento público de esa información permite el escrutinio por parte de la sociedad del manejo que el Estado da a los recursos públicos.


Análisis de la Decisión

La Corte Suprema de Justicia debió decidir si el acceso a la información sobre las personas beneficiarias de ayudas sociales que entrega el Estado, resultaba ser una excepción al derecho de acceso a la información en tanto involucraba su derecho a la intimidad, y su divulgación podría afectar otros derechos, o si el público tenía derecho de acceso a dicha información.

Para la Corte, la información sobre los beneficiarios de los subsidios que asigna el Estado, debe ser de conocimiento público, en tanto no se trata de datos sensibles cuya divulgación comprometa el honor o intimidad de las personas. Por el contrario, su divulgación permite realizar un control social sobre el funcionamiento del Estado.

Para fundamentar su aserto, empezó por reafirmar la importancia de la libertad de información y su identificación como derecho humano fundamental con base en resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas y el artículo 19 del PIDCP. Asimismo, hizo referencia a resoluciones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos y la Declaración de Principios de la CIDH. La Corte Suprema también acudió a lo dicho por la Corte IDH en el caso Claude Reyes y otros v. Chile, en cuanto al “carácter fundamental” del derecho de acceso a la información “en su doble vertiente, como derecho individual de toda persona descrito en la palabra ‘buscar’ y como obligación positiva del Estado para garantizar el derecho a ‘recibir’ la información solicitada” [p. 9].

La Corte Suprema prosiguió a señalar que el derecho de acceso a la información pública cuenta con una legitimación activa amplia, pues no es necesario que quien la solicita tenga un interés calificado en obtenerla, esto por cuanto se trata de información que no pertenece al Estado sino al público. En ese sentido, señaló que si bien en el caso concreto se trataba de información personal de los beneficiarios de los subsidios, esta hacía parte de la gestión pública e involucraba un interés general, por lo que no era exigible al solicitante que demostrara un interés en obtenerla. Fundamentó la improcedencia de exigir legitimación activa especial o calificada para ejercer el derecho de acceso a la información pública, en el Reglamento de Acceso a la Información Pública para el Poder Ejecutivo Nacional y en distintos instrumentos internacionales que reconocen el derecho de toda persona, sin necesidad de justificar un interés concreto de acceder a ella [1].

Superado el asunto de la legitimación, la Corte advirtió que de conformidad con el Reglamento General del Acceso a la Información Pública para el Poder Ejecutivo Nacional (Decreto No. 1172, 2003, Anexo VII, art. 2) las entidades públicas solo pueden negarse a proveer la información requerida cuando la ley así lo establezca o cuando, por ejemplo, se trate de información referida a datos personales de carácter sensible. Sobre este punto recordó que de conformidad con la Ley de Protección de Datos Personales (Ley No. 25.326, 2000, art. 2) el dato personal sensible es aquel que revela “origen racial y étnico, opiniones políticas, convicciones religiosas, filosóficas o morales, afiliación sindical e información referente a la salud o a la vida sexual” [p.16].

Así las cosas, concluyó que toda vez que en este caso los listados no contenían información de esa índole, el Estado no podía invocar la protección de la intimidad de las personas beneficiarias de los subsidios para negarse a entregar esa información. Además, para la Corte tampoco era admisible que el Estado negara la entrega de la información por considerar que si bien no era un dato sensible, podía adquirir ese carácter por el contexto en el cual se estaba solicitando. Primero, porque en tratándose de personas jurídicas y de información relacionada con el alcance territorial de los planes y el valor de las transferencias, no existen datos propios de la intimidad y honor que proteger. Segundo, porque en relación con las personas naturales, la autoridad desconoce que la información requerida constituye un dato personal mas no uno sensible y que en esa diferencia radica el límite de protección del derecho a la intimidad de las personas.

Aun cuando los motivos alegados por el Ministerio demandado no constituían causales válidas para negar la entrega de la información, pasó la Corte a analizar si la negativa tenía algún sustento constitucional a la luz del principio de razonabilidad. Al respecto, encontró que en este caso la solicitud de la información no estaba orientada a realizar una intromisión en la vida privada de los beneficiarios del subsidio, por lo que debía dársele prevalencia al principio de máxima divulgación. El cual resulta necesario para realizar un control social sobre el funcionamiento del Estado, en particular sobre el manejo de recursos públicos. La Suprema Corte hizo uso de la Ley Modelo Interamericana sobre Acceso a la Información Pública, que en su artículo 11 destaca que la lista de los subsidios que asigne el Estado es una información clave que debe ser diseminada por la autoridad pública.

Por último, la Corte evidenció que distintas autoridades han adoptado posiciones opuestas respecto del alcance del derecho de acceso a la información, por lo que considera necesario que el legislador dicte unas pautas generales que permitan hacer efectivo este derecho y otorguen seguridad jurídica en cuanto a su ejercicio. Así, advirtió que el Estado debe urgentemente dictar una Ley que garantice el derecho a la información, salvaguardando los estándares internacionales y la vigencia del principio de razonabilidad. La Corte fundamentó el deber del Estado de proferir una ley en materia de acceso a la información, en las recomendaciones que en ese sentido ha hecho la Asamblea General de la OEA (AG/re. 2811 (XLIII-0/13)), así como algunos miembros de las Naciones Unidas (A/HRC/22/4 Distr. General; A/HRC/DEC/22/102).

Para la Corte el compromiso de una sociedad con los sectores más débiles se ve fortalecido con la transparencia en la información que sobre políticas sociales adopta el Estado y, por el contrario, es debilitada cuando hay reticencias y poca claridad por parte de las autoridades encargadas de su manejo.

Los jueces Highton, Petracchi y Argibay coincidieron en los argumentos reseñados en la sentencia y agregaron que la actuación de la demandada desconoció el principio de máxima divulgación, en tanto justificó el incumplimiento de su deber de entregar la información, con la invención de excepciones supuestamente altruistas.

[1] Entre otros menciona la Ley Modelo Interamericana sobre Acceso a la Información Pública aprobada por la Asamblea General de la OEA, las Recomendaciones Sobre Acceso a la Información elaboradas por la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente de la OEA y la Convención Interamericana sobre Derechos Humano contra la Corrupción.


Impacto de la decisión

Información Inmediata

El Impacto de la Decisión indica si la decisión expande o restringe la expresión basado en el análisis del caso.

Expande el alcance del derecho a la Expresión

Más allá de que en este caso la Corte Suprema de Justicia hizo una aplicación de las leyes y los estándares internacionales que avalan la entrega de la información sobre beneficiarios de ayudas y transferencias del Estado para programas sociales, el impacto de la decisión radica en que el Alto Tribunal resaltó la importancia del derecho a obtener información sobre el manejo de recursos públicos y lo armonizó con los intereses de los beneficiarios de los subsidios. La Corte explicó claramente que, contrario a lo que argumentó el Estado, la transparencia es el principio que permite la materialización de las ayudas del Estado, mientras que el hecho de mantener el carácter secreto sirve a la ineficiencia, ineficacia e incluso a la corrupción en el manejo de recursos públicos.

Perspectiva Global

Información Inmediata

La Perspectiva Global demuestra cómo la decisión de la corte fue influenciada por normas de una o más regiones.

Table of Authorities

Normas jurídicas Internacionales o Regionales relacionadas

  • ICCPR, art. 19
  • CADH, art. 13
  • American Declaration of the Rights and Duties of Man, article IV
  • Res., OAS, GA, Access to Public Information: Strengthening Democracy, No. AG/RES. 2252 (XXXVI-O/06) (06/06/2006)
  • Corte IDH. Caso Claude Reyes y otros v. Chile. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 19 de septiembre de 2006. Serie C No. 151
  • Corte IDH, Caso Gomes Lund y otros ("Guerrilha do Araguaia") v. Brasil. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 24 de noviembre de 2010. Serie C No. 219
  • CIDH, Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión (Oct. 19, 2000)
  • General Assembly of the OAS, AG/res. 2811 (XLIII-0/13)
  • General Assembly of the OAS, Model Inter-American Law on Access to Information, Resolution 2607 (XL-0/10) Inter-American Legal Committee, res. 147, LXXIII-0/08
  • Committee on Juridical and Political Affairs (AG/res. 2288 (XXXCII-0/07)
  • CIDH, Informe sobre Terrorismo y Derechos Humanos, OEA/Ser.L/V/ll.116 Doc. 5 rev. 1 corr. (2002)
  • CIDH, Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, Estudio Especial sobre el Derecho de Acceso a la Información, (2007)

Normas jurídicas o decisiones judiciales nacionales

  • Arg., Const. Nac. Article 19
  • Arg., Law No. 25326, 2000, art. 2
  • Arg., Decree No. 1172, 2003, Annex VII, art. 2
  • Arg., Decree No. 1172, 2003, Annex VII, art. 6
  • Arg., Decree No. 1172, 2003, Annex VII, art. 8
  • Arg., Decree No. 1172, 2003, Annex VII, art. 16
  • Arg., Sup., Adolfo Badaro v. Anses, B.675.XLI (2006)
  • Arg., Sup., S. Y. Q.C por sí en representación de su hijo menor J. H. A.C. v. Provincia De Buenos Aires, Q. 64. XLVI. (2012)
  • Arg., Sup., Carlos Oehler v. Secretaría de Turismo y Cultura de la Provincia de Jujuy, O. 16. XLVIII (2014)
  • Arg., Sup., Indalia Ponzetti de Balbín v. Editorial Atlántida S.A., Fallos: 306:1892 (1984)
  • Arg., Sup., Asociación por los Derechos Civiles v. EN-PAMI, A.917.XLVI. (2012)

Importancia De La Decisión

Información Inmediata

La importancia del caso se refiere a cuán influyente es el caso y cómo su importancia cambia con el tiempo.

La decisión tiene un efecto vinculante o persuasivo dentro de su jurisdicción.

The Supreme Court of Justice is the highest court in Argentina and its decisions are binding.

La decisión fue citada en:

Enlace a los documentos oficiales del caso

Enlace a reportes, análisis y artículos de prensa sobre la decisión analizada:


Archivos Adjuntos:

¿Tienes comentarios?

Notifícanos si detectas un error o si el análisis sobre un caso necesita ser revisado.

Envía tu comentario